martes, 22 de febrero de 2011

Trayecto a la oficina.

Mi lugar de trabajo se encuentra en el centro de la ciudad. Tan al centro, que mi habitáculo se encuentra debajo del punto gordo que señala el centro en los mapas. De hecho, dicho punto gordo es necesario para que me tape y no salga en los mapamundis.

Por otro lado, mi residencia provisional, la que estoy habitando mientras termino de llenar el frigorífico de la definitiva, se encuentra ubicada en zonas periféricas de la ciudad. Esto hace que sea imposible realizar el trayecto en andando –aunque mi conciencia ya planteaba muchas limitaciones a esta opción-.

Por eso, mi desplazamiento al lugar de tortura diaria lo divido entre coche y metro. Cualquier opción es válida excepto la bicicleta puesto que, como buen gordo que se precie, sólo con pensar en hacer ejercicio me pongo a sudar ¡Y sudo una barbaridad!

El metro hace que me sienta como una sardina en una lata de anchoas. Las personas gordas somos muy celosas con nuestro espacio vital y en el metro, en hora punta, es difícil de mantenerlo indemne. Las personas “gorditas” no aceptamos cualquier contacto físico. De hecho solemos evitarlo –salvo el sexo-. Preferimos tocar elementos comestibles.

¡Pues esta mañana no ha dejado de empujarme una señora con sobrepeso! Apretados íbamos todos y yo también soy gordo, pero sostengo solo mi peso ¡Pues la tía va y no deja de apoyarse en mí! ¡Todo el trayecto! Daba un paso hacia adelante, durante un segundo dejábamos de tocarnos, y al siguiente segundo ¡Otra vez su panza sobre mí!

¡Posiblemente sea la fuerza de la gravedad! La fuerza de atracción de las grandes masas. Aunque, pensándolo bien, era ella la que se veía atraída por la mía ¡Yo era el gordo!

¿Alguien lo dudaba?




4 comentarios:

Mabel dijo...

Jaja que gracioso! Que tengas buen día.
Mabel
http://novolverasubir.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Sexo entre gordos.... mmmmmm :)

Anónimo dijo...

Hola. Soy periodista y me gustaría ponerme en contacto contigo. Si puedes dejarme un mail de contacto al que pueda escribirte....

Gracias

tio adieta dijo...

Buenas

Mi correo es tioadieta@gmail.com y mi twitter es @Tioadieta.

por cierto, si vas a sacar algún reportaje sobre mí, te aviso que puedo ocupar muchas páginas.

Un saludo